Consultoría

Una consulta nutricional consiste en asesorar a personas hacia una alimentación que beneficie la salud. Pero, ¿qué tan difícil es alimentarse bien? No lo parece. Y menos aún si contamos con la fortuna de poder disfrutar del desayuno, el almuerzo, la comida y uno que otro antojo que nos asalte –hay una gran población que carece de dicho privilegio-. Sin embargo, el estrés, la ansiedad, la pérdida o el aumento de peso, la oferta desbordada de productos alimenticios con un pobre valor nutricional, entre otros factores, hacen del comer un ejercicio involuntario, descuidado y al que terminamos dándole poca importancia. Gran error. Alimentar de manera inteligente y sensata a nuestro cuerpo es asegurar un cuerpo con más vitalidad, una mente activa y alerta y un ánimo dispuesto. Es la decisión más acertada para ayudarle a nuestro organismo a desempeñarse mejor a la hora de realizar actividades físicas, dormir reparadoramente, pensar de manera clara y en definitiva, disfrutar de la vida.

Consultoría